Razones para vivir en Playa del Carmen - GRUPO R4

Razones para vivir en Playa del Carmen

Pasamos mucho de nuestro tiempo dentro de nuestras oficinas con aire acondicionado imaginándonos como serán nuestras vacaciones. En este articulo te diré las razones por las cuales es mejor vivir en un lugar cercano a la playa y los beneficios que trae a tu salud.

Playa del Carmen es una pequeña ciudad al Sur de México, en la región del caribe y frente a la Isla de Cozumel. Es una Ciudad cosmopolita que brinda una experiencia de convivir con diferentes culturas del mundo. Grandes comunidades españolas, italianas, argentinas y estadounidense han convertido a Playa del Carmen en su hogar.

Todo comenzó la primera vez que vinieron de vacaciones y quedaron encantados del lugar por las razones que ahora te comparto:

  • Playas Hermosas: las playas en esta región son de las más hermosas en todo el mundo. Su magnifico color azul turquesa y su blanca arena combinan con los cielos de la mañana y la tarde, reglandote unas espectaculares vistas dignas de fotografiar.
  • La ubicación: Playa del Carmen goza de una buena ubicación ya que esta en el centro del corredor turístico de la riviera maya. Cozumel a 45 minutos en ferry, Tulum a 45 minutos en auto y Cancún a menos de una hora. Sin mencionar a los lugares casi secretos que nos regalan las rutas hacia estos destinos.
  • El aire: Respirar aire puro es posible en este lugar. Si vienes de las grandes ciudades en donde se respira smog las 24/7 notaras la diferencia al poner un pie fuera del avión.

En muchas de las ciudades en donde vivimos encontramos diferentes clínicas de salud en donde nos ofrecen tratamientos de agua de mar, camas de bronceado y tratamientos con oxigeno.

Bueno, ir a la playa tiene los mismos beneficios de los tratamientos más costosos que encuentras en estos lugares.

Lista de Razones para vivir en la Playa.

Relajarnos y dormir mejor:

Visitar la playa nos disminuye los niveles de estrés y mejora el descanso, solo con imaginar que a cambio de una ciudad llena de personas, te encuentras en una playa al ritmo de una hamaca mirando una vista como la de la foto de arriba y recibiendo la brisa del mar en la cara refrescandote e hidratando tu piel. Según la experta en hidrológia médica Araceli Muela Garcia nos explica que: la ionización negativa de la brisa marina aumenta los niveles de serotonina, con lo que comienza a disminuir los niveles de ansiedad.

Todo ello sumado a que la actividad física como la natación favorece al enlentencimiento del ritmo cardíaco permitiendo una mejor circulación periférica oxigenando todo nuestro cuerpo. Ademas el sol y el calor tienen efectos sedantes, por lo que después de nadar la fatiga acumulada por el esfuerzo facilita la relajación y la introducción al sueño.

 

Mejora nuestras articulaciones con un paseo:

Si nos gusta todo lo relacionado con la salud y unimos nuestras vacaciones con actividad física aunque sea realizando largos paseos caminando a la orilla o recorriendo la 5ta avenida favorece mas a lo que pensamos.

Jesús J. Rojo, director del departamento de ciencias  y la actividad física (INEF) menciona que estos paseos mejora la propiocepcion de las articulaciones del pie, la rodilla y cadera, a la vez que regeneran la piel de la planta del pie y si caminamos por la orilla de la playa mojando nuestros pies, refrigeramos nuestro organismo, ya que desde la planta del pie se bombea la sangre para el corazón.

Lo recomendable es que los paseos los realicemos durante las primeras horas de la mañana o las ultimas horas del día y siempre con un protección para los ojos como gafas con filtro UV.

Relajación muscular con las Olas:

Ya mencionamos que los paseos nos ayudan a mejorar las articulaciones. Parece que nadar mejora nuestra musculatura. Y es que el contacto de las olas con nuestro cuerpo actúa como masaje provocando una relajación muscular.

Estar dentro del mar solo rompiendo las olas se considera como ejercicio.

Al estar dentro del agua nuestro peso disminuye, con lo que podemos mover rodillas y cadera con una carga menor, lo que beneficia la nutrición del cartílago, a la vez que no se le daña si estamos pasados de peso.

También se mejora el retorno venoso y realiza un buen drenaje linfático, todo ellos debido a la presión que hay a mayor profundidad.

La Brisa marina mejora nuestra Respiración:

Todos, alguna vez hemos hecho esto:

llegar a la playa, soltar las maletas y respirar hondo para decir “Huele a mar”.

Es una costumbre que resulta ser bastante sana.

Según la doctora Manuela Garcia.”La brisa marina actúa como una especie de aerosol o spray natural muy rico en yodo”. Perfecto para regular la glándula tiroides y por el grado de humedad, ayuda a la expulsión de moco.

Tal y como nos explica la especialista en hidrológia; Al respirar la brisa marina, el ritmo cardíaco se hace mas lento. Esto mejora la circulación periférica, aumentando la hemoglobina y hematíes y fijación de oxigeno. El aire marino produce ozono de forma natural con propiedades bactericidas que también previenen enfermedades respiratorias.

Port Relacionados